La represión, según LIFE

18 11 2008

Cada vez que una cabecera mítica abre una ventana en internet a sus archivos todos estamos de enhorabuena. Sucedió hace poco con la hemeroteca de La Vanguardia y sucede ahora con una parte del banco de imágenes de la revista LIFE norteamericana. Nos enteramos gracias Guerra y Paz de que un buen número de fotos antiguas esperan en Google.

Por mi parte, destaco sólo dos, aunque prometo ir recurriendo a esta valiosa fototeca: una de España, la otra de Alemania, y ambas con el denominador común de la represión ejercida por el Estado no hace demasiadas décadas.

¿Mismos perros con distinto bozal? Nótese la variedad del tocado en los regímenes totalitarios, materia que incomprensiblemente aún no ha merecido la sesuda disquisición académica que estas imágenes reclaman.

Nota: la historia sirve para aprender de ella, pero no para afincarse en ella. Una cosa es la foto superior, vestigio de una Guardia Civil al servicio de un sistema antidemocrático, y otra muy distinta la actual Benemérita, que sólo merece parabienes por sus logros como los de esta semana contra los delincuentes etarras. Que quede claro.

Anuncios




El legado de Renau

24 10 2008

No sé nada de economía y cada vez entiendo menos de fútbol. Pero, dicho esto, hay un aspecto en los que ambas actividades me parecen idénticas: constituyen un terreno abonado para los analistas de resultados a toro pasado, expertos sólo el día después. En ambas disciplinas abundan los sabios capaces dar mil causas pero escasean quienes aciertan al predecir consecuencias.

Desconozco si Josep Renau prefería el fútbol a la economía, o viceversa. Sí sé que nació en Valencia, donde se forjaría durante los años 20 y 30 del pasado siglo una reputación como pintor, grafista, cartelista y fotomontador, elevando esta última técnica a la categoría de arte. Durante la Guerra Civil, su compromiso comunista le impele a aceptar el cargo de Director General de Bellas Artes. Como tal, organiza el traslado de los fondos del Museo del Prado para salvarlos de las bombas fascistas y negocia la participación de Pablo Ruiz Picasso en el pabellón que representaría a España en la Exposición de París de 1937. Acababa de nacer el Guernica. Lee el resto de esta entrada »